lunes, 5 de mayo de 2008

Metal, relato propio (fragmento)


"Mi nombre se Gunter. Gunter Faber" afirmó el joven, al ver que el artificial seguía en el mismo estado de ausencia. "He sido oficial del ejército de Tierra de La Corona y vuelvo a casa. La guerra ha terminado". El robot levantó la cabeza lentamente y miró al joven. Abrió su boca levemente,como intentando decir alguna cosa para después volverla a cerrar, mientras el joven decidió acariciarlo ligeramente con la palma de su mano. "Yo me llamo Víctor.” Respondió el robot finalmente. ”Todos me llaman así. Soy una unidad auxiliar de soporte médico. Soy un asesino." Gunter sonrió tratando de calmarlo. "Yo también he matado gente. La guerra es así. Siempre se mata a gente. Tú estás en un lado y los otros en el otro, y a veces tienes que matar antes de que te maten a ti, porque las palabras no siempre sirven." El robot volvió a mirarle, y esta vez observó bien la cara del joven soldado. "Así tú también eres un asesino." le respondió el robot. El joven volvió a sonreír. "No, yo no lo soy. He matado a gente porque me lo ordenaron o porque no me he tenido otra opción para
sobrevivir, pero no soy un asesino." El robot siguió observándolo mientras trataba de encontrar dónde se escondía la diferencia. La respuesta no le había convencido en absoluto.

Versión completa en Libro Andrómeda (pdf)